Las ventajas de conseguir un coche de segunda mano

Las ventajas de conseguir un coche de segunda mano

Conseguir coches de segunda mano baratos está al alcance de todos y puede ser la mejor decisión que tomes para mejorar tu movilidad. Los coches nuevos tienen un precio muy elevado y cada vez más gente elige la opción de los vehículos de ocasión por sus numerosas ventajas, sobre todo el hecho de adquirir un coche garantizado a un precio mucho más económico.

La amplia oferta del mercado de ocasión ofrece a los usuarios una gran cantidad de coches de segunda mano para comparar y así poder elegir el que más se ajusta a sus necesidades. Las empresas que se dedican a la venta de vehículos de ocasión cada vez ofrecen más garantías a los clientes  en sus coches, siempre en perfecto estado y con toda la documentación legal en regla. Atrás quedaron las dudas y los posibles fraudes que se dan en la compra-venta de vehículos entre particulares que poco a poco van disminuyendo.

Los usuarios que se deciden por comprar un coche de segunda mano quieren conseguir un coche totalmente fiable, con los kilómetros reales que marca y con la seguridad de que no ha sufrido ninguna avería o accidente grave. Además, también disponen de una cobertura de al menos un año en caso de que el coche tenga algún tipo de problema. Vamos a ver con más detalle las ventajas de comprar un coche de segunda mano.

 

Precio más económico

Es una de las principales ventajas de adquirir un vehículo de ocasión. En algunos coches el precio puede estar por debajo de la mitad del valor de un coche nuevo. Normalmente cuantos más años tiene un vehículo de segunda mano su precio es más bajo, aunque también hay que tener en cuenta que puede dar más problemas a la hora de su mantenimiento. Lo ideal es comprar un coche de segunda mano de cuatro o cinco años.

 

Rapidez en la gestiones

A la hora de adquirir un coche de segunda mano las gestiones son muy rápidas y en pocos días ya lo tienes a tu disposición. Esto es imposible cuando compras un coche nuevo, ya que los tiempos de espera se pueden prolongar hasta los seis meses o más si el vehículo tiene características especiales. La burocracia necesaria es mucho menor y más rápida en los coches de segunda mano que en los nuevos.

 

Se pagan menos impuestos

Para comprar un coche de segunda mano solo hay que pagar el Impuesto de Transmisiones, que supone entre el 4% y el 8% del precio del vehículo. En el caso de los coches nuevos, los impuestos ascienden hasta casi el 15% del precio de venta, más el IVA que es del 21%. Por otro lado, las tasas que hay que abonar para matricular un vehículo nuevo son más elevadas que los impuestos en el cambio de titularidad de un coche de segunda mano.

No tienes que sufrir posibles defectos de fábrica

Cuando compras un coche nuevo es posible que salgan con defectos de fábrica. En muchas ocasiones las marcas hacen un llamamiento sobre algún modelo para devolverlo a la fábrica y así reparar los posibles defectos. Esto nunca te pasará en un coche de segunda mano, ya que los posibles defectos que tuviera ya se han corregido y si hay algún modelo con fallos concretos evitaremos elegir ese y apostaremos por otro más eficiente. Con la gran cantidad de coches de ocasión que hay en el mercado podemos encontrar sin problema el que queremos.

Si deseas conocer la oferta de coches de segunda mano en Segovia no dudes en contactar con nosotros. Disponemos de un amplio stock y los mejores profesionales para asesorarte en lo que necesites. ¡Te esperamos!

Dejar un comentario

Más vehículos en

Horario

Horario de Lunes a Viernes:

Mañanas de 09:00 a 14:00

Tardes de 16:00 a 20:00

Horario de Sábado:

Mañanas de 09:00 a 13:30

Contacta con Nosotros

Un diseño de la agencia marketing digital IOMarketing

Developed by ThemeMakers